COMPOSTA CASERA

COMPOSTA CASERA 

 

Reutiliza tus desechos orgánicos y reduce una bolsa de basura en tu hogar. 

Una composta, es todo aquel material que se pudre, como la hojarasca, desperdicios de comida, estiércol, plumas, Hierba o pasto, etc. 

Se forma por la descomposición de productos orgánicos y está sirve para abonar la tierra. Es un proceso en el que no interviene la mano del hombre, el reciclaje es 100% natural. 

La composta se considera un acondicionador de suelos. 

Tipos de Composta

Existen varios tipos, sistemas, y mecanismos para realizar composta de nuestros desechos orgánicos. Depende de factores como el clima, los desechos, el lugar, hasta la cultura de cada país. 

Composta casera:

Es la composta normal, en un recipiente o al aire se amontonan capas de material orgánico de desecho. Cualquiera lo puede realizar, incluso en tu propia casa. Mejor en un rincón del patio o terraza para evitar olores; si tiene olores no está bien equilibrada. Para eso puedes consultar google o buscarme en redes sociales donde puedo impartir un curso, porque aquí, vamos hablar de como hacer una composta, para entonces aprender a solucionar sobre la práctica y por medio de otras fuentes. Es una tarea individual de conocimiento y te felicito por cuestionarte, estos son los primeros pasos que ya tengo bien experimentados. 

Pero primero, seguiré compartiendo otros tipos de composta, como la lombricoposta. No es necesario utilizarlas para nuestra composta casera y hay que tener cuidado de que si las utilizamos directamente a la tierra sepamos si en esa área tienen depredadores naturales, ya que se puede ocasionar un desbalance ecológico por introducir una especie no endémica, por consiguiente, sin depredador. 

Las lombrices se utilizan en la composta directamente, las cuales van ingiriendo los restos de materia orgánica, transformándolos después en abono. 

En la composta industrial, se emplean tuberías en el interior del montón de desechos para acelerar 5 veces más el proceso de descomposición. Para tener una idea más amplia, tu composta casera estará lista de 3 a 6 meses dependiendo de la época del año, entre más calor más rápido estará listo el abono. Pues bueno, imagínate 5 veces más rápido. Algunos de los productos que te mencionaba en el anterior artículo de greenwashing, sobre productos biodegradables que en una composta normal en casa, no es posible. Pues he aquí la composta industrializada donde deberíamos estar compostando los productos “Biodegradables” pero como los metemos en una bolsa y la aventamos al carretón. Pues, nunca pasa y en tu casa menos. Ya que muchos de ellos tienen polímeros, familia del plástico, que no es totalmente material orgánico como lo que pondrás en tu composta. 

Según datos del banco mundial, en desperdicio mundial específicamente en américa latina, el 28% proviene del consumo, desperdiciamos más que lo que se pierde en la producción, procesamiento, manejo y almacenamiento, distribución y mercados. Una comparativa con África al sur del Sahara que su desperdicio más grande en porcentajes es del 39% en producción, 5% de consumo. 

En CDMX el desperdicio del hogar o consumo es de 13mil toneladas al día, con el 51% de residuos orgánicos. Se nos echa más rápido a perder la lechuga que el tetrapack.

Bueno, después de estos datos fríos y rudos. “Vamos a mover el culo” con Bronco y los Valderramas (música de fondo para ver si me están leyendo).

Empecemos por separar los restos de verdura, cáscaras de fruta, café, hojas secas, polvo que barres (sin plásticos, metal, textil) hojas verdes. Entre mas vegano comas mas bonito olerá tu composta, por si tenías duda de otras cosas que podrías agregarle a tu composta. En teoría déjame decirte que solo lo he experimentado desde mi alimentación vegana, por lo cual solo he compostado veganamente, eso de los huesos, sobrantes de comida varios, no se lo vengo manejando. Pero pueden hacer el experimento, de hacer una composta vegana o hacer una composta mixta. 

Lo que importa es experimentar nuevas opciones para dejar de producir basura. 

Te recomiendo tener un contenedor cerca de donde cocinas, por ejemplo, en la tarja, un bote que te permita ir recolectando el residuo durante el paso del día. Y un contenedor más grande para almacenar y compostar. En este pondrás una capa de tierra y después materia orgánica, otra de tierra y hay que revolver, tapar y dejar. 

Este proceso lo vuelves a repetir, cada día que se integran los residuos de tu cocina. Entre las hojas verdes y las hojas secas, esto le dará estabilidad de oxígeno y nitrógeno, para que no despida olores, y la tierra debe estar húmeda, cada vez que le viertes una capa más, llegará el momento donde el recipiente se llenará con capas de materia orgánica y tierra mezclada. 

Recuerda que si tienes bastante residuos, tu composta sera mas grande, te recomiendo solo comprar lo necesario ya que estas desechando bastante. Es obvio que no lo estas consumiendo, esto te hará ahorrar, no desperdiciar y mantener tu composta en un estado saludable de crecimiento. Ya que tendrán que pasar 3 meses en todo este proceso, desde el día uno que pusiste la primer capa, revolviste y tapaste. Repetiste este proceso integrando al momento que revuelves con tu manita o una pala, dejando entrar el aire a tu composta, con la  humedad de la tierra, más la humedad de los productos que se están deshaciendo, lo cual te darás cuenta ya que se van integrando hasta desaparecer en la tierra, lo más posible para que puedas utilizarlo como abono sin que vengan moscas, asi le vas sacando tierrita para las plantas mientras sigas echándole más tierra y tus residuos. 

Otro tip, corta en pedazos pequeños tus residuos para acelerar el proceso de integración con la tierra, es más fácil si los pedazos son chiquitos, a que le avientes una cascara de sandia completa, también puedes licuarlos, solo que si se moja mucho debes agregar más tierra, para evitar que se estanque el agua. Es por esto que muchas compostas las hacen con agujeros, pero si vives en un departamento te recomiendo precaución con el agua de tu composta. 

 

Para utilizar mi composta 

Solo añádelo a la tierra de las plantas en tu jardín, cavando para poder ponerlo alrededor de cada una o esparcido en algún terreno sobre el que vayas a cultivar, poniendo una capa de tierra por encima. 

También puedes darle a tus vecinos, o al camellón. 

Te invito a escribirme cualquier duda a mi instagram @monicaproskauer

All you need is love

Mónica Proskauer

¿Te gustó el artículo?, ¡compártelo!

Share on facebook
Share on twitter

déjanos tu comentario