MOVIMIENTO ZERO WASTE

MOVIMIENTO ZERO WASTE

CERO BASURA

¿Qué es Zero Waste/ Cero desperdicio / Cero Basura?

 

Vivir Zero Waste es eliminar o reducir drásticamente los productos que se envían a vertederos y centros de reciclaje. Cuando miras por la ventana tus probablemente contenedores llenos, esto puede parecer poco realista e inalcanzable ¿no?, Gracias a Bea Jhonson, la pionera en el movimiento de desechos cero, cero residuos o basura cero, ahora sabemos que es factible y mucho más fácil de lo que pensamos inicialmente.

Movimiento Zero Waste

 

Zero Waste o por su nombre en español: Residuo cero, es un movimiento internacional que tiene como objetivo reducir al máximo la cantidad de residuos y basura que generamos, de modo que se reduzca el impacto medioambiental que estamos provocando con nuestro estilo de vida consumista. 

 

Residuos: todo aquello que generamos pero después de haberlo utilizado aún puede ser reutilizado, ya sea para el mismo fin o dándole una segunda vida. 

 

Basura: es aquello que ya no se puede reutilizar ni reciclar como toallas desechables, popotes, calcomanías, etc. 

 

Vivimos en una economía lineal obsoleta de producción, consumo y eliminación. La mentalidad de cero residuos es cambiar todo el sistema a una economía circular, que tiene como objetivo mantener las cosas en rotación continua y fuera del vertedero. Esto no se debe confundir con la economía de reciclaje, que retrasa el viaje al vertedero, pero finalmente termina allí después de usar mucha energía y recursos para mantenerlo en uso hasta entonces. 

 

Algunos pasos para iniciar a ser parte de este movimiento el cual te llevara a un estilo de vida donde tus compras son más conscientes, esto quiere decir que, pensaras antes de adquirir algún producto, por ejemplo:

 

Realizar compras a granel, evitando productos empaquetados (bolsas de plástico, cartón, unicel, etc). Es más sencillo reutilizar envases o bolsas de tela que tengas en casa, con los cuales puedas transportar tus alimentos o productos de higiene. 

 

Encontrar proveedores que manejen sustitutos de productos básicos que necesitamos en el hogar, como el vinagre blanco de caña a granel es un gran aliado para la limpieza del hogar, similar al cloro, con el cual también puedes dejar de comprar detergentes y utilizarlo para lavar tu ropa, y por si no fuera poco esto también es comestible. 

 

Realiza tu propia composta casera, con esto evitaras una bolsa a la semana de materia orgánica que estas desechándo, perdiendo los beneficios como abono para tus plantas, en lugar de mezclarse en el vertedero entre plásticos, al sol y sin posibilidad de reincorporarse nuevamente a la tierra. 

 

Aquí en México, podemos sustituir el papel higiénico con un bidet de mano, el cual es una manguera de acero inoxidable, se conecta directamente a tu inodoro, permitiendote el aseo directo después del baño, es una buena idea tener varias toallas de manos que podrás reutilizar para secarte después de usar tu bidet. El bidet es una herramienta utilizada en varios países desde hace bastante tiempo, existen en varias presentaciones y no deja residuos. 

 

 ¿Qué diferencia haré?

En méxico cada habitante genera 1.2 kg al día, es decir 438 kg al año. 

Fuente: SEMARNAT 

 

Incluso con un pequeño cambio tu tienes el poder de hacer una gran diferencia a lo largo de tu vida y quien sabe a quien inspiraras en el camino. Luchar por cero desperdicio no se trata de ser perfecto; se trata de asumir la responsabilidad de tus propias acciones y mirar el panorama completo. Lo más importante es comprometerse a tomar decisiones conscientes en la vida cotidiana que ayudaran a sanar este planeta y permitir que prospere, como debería. 

 

Hay algunas personas muy influyentes e inspiradoras que lideran el camino en el movimiento Zero Waste en este momento. He compilado una lista de personas que nos están enseñando como esforzarse por un desperdicio cero puede simplificar su vida, hacerlo más feliz, más saludable y sanar el planeta al mismo tiempo: Bea Johnson, Rob Greenfield, Mark Boyle, Kathryn Kellogg.

 

Recuerda ser paciente, no todos los productos a los que estamos acostumbrados podremos encontrarlos libres de empaques, es mejor no adquirirlos pero siempre puedes buscar sustitutos. Tengo 3 años en este estilo de vida, siendo parte del movimiento. Con el tiempo la manera en la que estamos acostumbrados hacer nuestras compras y los productos que “Crees” necesitar, poco a poco irán cambiando, y así mismo te ire acompañado a profundizar en este tema en los siguientes artículos. 

 

All you need is love. 

Monica Proskauer

 

¿Te gustó el artículo?, ¡compártelo!

Share on facebook
Share on twitter

déjanos tu comentario

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart
No hay productos en el carrito